¡LIMPIA TU BAÑO CON LO QUE TIENES EN TU COCINA! FÁCILES MANERAS DE LIMPIAR TU INODORO.

El inodoro es uno de los elementos del hogar que mas utilizamos, por eso nuestro onjetivo debe ser mantenerlo siempre limpio, desinfectado y libre de malos olores.

No obstante, debido a la acumulación de gérmenes, humedad y otras sustancias que hacen contacto con su superficie, es común que presente manchas de sarro. Este problema suele generarse por la acumulación de calcio y otros minerales presentes en el suministro de agua. Afortunadamente, con los siguientes trucos caseros, podrás remover el sarro de tu retrete y mantenerlo impecable.

 

BICARNONATO DE SODIO CON AGUA OXIGENADA.

Resultado de imagen para bicarbonato de sodio con agua oxigenada

Vas a necesitar:

  • 1/2 taza de bicarbonato de sodio.
  • 2 cucharadas de agua oxigenada.

Uso:

Humedece el bicarbonato de sodio con el agua oxigenada, obteniendo una especie de pasta. Con la ayuda de un paño o estropajo, frota la pasta contra las paredes del inodoro para limpiar las manchas. Deja que actúe 20 minutos antes de enjuagarlo.

 

COCA-COLA

Resultado de imagen para coca cola, bicarbonato de sodio, limon

Los compuestos de la Coca-Cola pueden ayudarte a remover el sarro y las manchas que se forman en la superficie del inodoro, pero para maximizar su efecto debes combinar el refresco con otros productos.

Vas a necesitar:

  • Una lata de Coca-Cola.
  • Una taza de vinagre blanco
  • Tres cucharadas de bicarbonato de sodio.

Uso:

Teniendo el inodoro seco previamente, vierte la Coca-Cola asegurándote de cubrir las zonas donde se encuentra el sarro. Deja que actúe 30 minutos y cepíllalo. Luego incorpora el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio sobre las manchas de sarro. Espera que actúen 15 minutos y vuelve a frotar el sarro que queda con un cepillo. Cuando hayas acabado, enjuaga el inodoro.

 

VINAGRE BLANCO Y LIMÓN.

La combinación de vinagre blanco y limón es la forma más natural y ecológica de eliminar el sarro. Es bastante útil ya que los ácidos naturales de ambos líquidos descomponen con facilidad los depósitos de sarro.

Vas a necesitar:

  • 1/2 taza de vinagre blanco.
  • Jugo de limón.

Uso:

Agrega el jugo de limón en media taza de vinagre blanco y mézclalos. Después, frota la mezcla sobre las áreas que deseas limpiar. Para facilitarte la tarea, puedes ayudarte de un estropajo o de un papel lija.

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *