Hieloterapia casera: beneficios que el hielo tiene para tu piel.

Resultado de imagen para hielo terapia

Con lo rápido que van los días, la acumulación de respondabilidades, la llegada de la industrialización y demás, nuestra piel se ha visto expuesta a diferentes factores que contribuyen a la aparición de impurezas y arrugas que no tenemos el tiempo o medio de frenar. O así lo hemos venido pensando.

Por suerte para las que contamos con poco tiempo para dedicarle al cuidado de la piel y/o recursos para invertirle a los productos que ofrece el mercado para ello, existen los numerosos productos caseros de uso diario que nos ayudan a cuidar de nuestra piel de manera rápida y efectiva. Dentro de estos productos caseros tenemos, nada más y nada menos que, el agua congelada. Sí, hielo.

El hielo ha demostrado su efectividad en cuanto estética y cuidado de la piel se refiere. Te ayuda para bajar de peso, reafirmar piel flácida y tonificar; aparte de los mútiples beneficios que tiene para la piel del rostro, de los que hablaré a continuación:

  • Ayuda reducir el acné: el hielo en la cara cierra los poros, permitiendo mantener el rostro más limpio. Lo que significa que las bacterias tienen menos probabilidades de entrar y causar infecciones que conducen al  acné. Ayuda a remover la suciedad, las células muertas de la piel, y otras impurezas que obstruyen los poros. Te ayuda a disminuir la inflamación y enrojecimiento causados por el acné.
  • Ayuda a reducir y/o eliminar arrugas: Utilizar hielo en la cara todos los días puede ayudar a reafirmar la piel, a mantenerla más tersa y suave. El hielo hace la piel más suave y la tonifica: El frío del hielo tensa la piel ayudando a reducir los poros dilatados. Tras un par de meses masajeando el rostro con cubitos de hielo, notarás que tu rostro está más firme. Mejora la circulación, teniéndo un efecto directo sobre las arrugas. Muchas veces las arrugas también son causadas por exceso de resequedad en la piel. Normalmente las personas se bañan o lavan sus caras siempre con agua caliente y eso reseca la piel, dándole con el pasar de los años un aspecto más viejo. La buena noticia es que al poner hielo en el rostro puedes mantener esa zona de tu cuerpo totalmente fresca e hidratada.
  • Elimina las ojeras y bolsas:  usar hielo en esa zona puede ayudar a reducir la inflamación e hinchazón que las causa.

Uso:

Pon un par de cubos de hielos en una toalla limpia, pasar sobre el rostro limpio por cinco minutos. Retira por otros dos minutos. Luego vuelve a poner. Repite este proceso dos a veces al día todos los días.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *