PARA LA EYACULACIÓN PRECOZ, PRUEBA CON ESTOS SECRETOS CASEROS.

Para un hombre que eyacule precozmente de forma repetida, el sexo puede convertirse en una pesadilla. Puede llegar a escapar de su pareja por miedo a que su actuación en materia sexual sea inadecüa^ da, lo que provoca graves dificultades en la) relación.

La eyaculación precoz se debe fundamentalmente a un agravamiento de vata (según la médicina ayurveda). Esta dosha, con sus cualidades de rapidez y aumento de sensibilidad al tacto (al igual que pitta aporta mayor sensibilidad a la luz], predispone a una eyaculación más rápida. Por regla general, las personas con constitución vata no pueden mantener una relación sexual durante mucho tiempo. Cuando la vata aumenta indebidamente en un individuo vata, la eyaculación precoz se convierte en un problema común.

Factores emocionales como el nerviosismo, el miedo o la ansiedad pueden contribuir a agravar el problema, pero también estos se deben en gran medida al agravamiento de vata. Por eso, la línea principal de tratamiento consiste en equilibrar la dosha vata.

Otra posible causa de este trastorno es un índice elevado de colesterol en sangre (y también de triglicéridos, porque ambos están muy relacionados). En los hombres que padecen este problema, se deposita el colesterol en los vasos sanguíneos del pene y de todo el aparato reproductor, que se engrosan y estrechan (isquemia), de forma que el aporte sanguíneo a los músculos del pene y de la próstata es insuficiente, lo que provoca falta de control en el esfínter y eyaculación precoz.

La eyaculación precoz se puede controlar. He aquí algunos remedios efectivos para afrontarla.

  • Masajea la zona de la próstata con aceite de ricino. Aplica una cantidad pequeña de aceite (el de sésamo también es beneficioso) sobre el perineo, la zona situada entre el ano y los testículos. Frota primero con movimiento circular y termina haciéndolo desde el ano hacia la base del pene. No presiones con fuerza; debes dar toques suaves.
  • Prepara una fórmula herbal mezclando cantidades iguales de las hierbas siguientes: Ashwagandha, bala y vidari. Tomar 1/2 cucharadita de esta mezcla con leche de cabra templada dos veces al día. Se puede emplear leche de vaca si no se encuentra de cabra, pero es preferible usar esta última.
  • El ginseng también es útil. Sus propiedades son similares a las de la hierba ayurvédica ashwagandha. Tomar 1/2 cucharadita con leche de cabra templada después de la comida y de la cena. También en este caso se puede tomar leche de vaca si no consigues encontrar leche fresca de cabra.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *