LA VAGINITIS AFECTA A 8 DE 9 MUJERES EN TODO EL MUNDO. CONÓCELA Y COMBÁTELA CON REMEDIOS CASEROS.

La vaginitis se refiere a una inflamación o infección de la vagina causada por microorganismos como bacterias (Gardnerella) o protozoarios (Trichomona).

Los síntomas de la vaginitis son ardor, resequedad, comezón y olor muy desagradable.

La vaginitis puede ser causada por la falta de higiene, las enfermedades o infecciones de transmisión sexual, duchas vaginales comerciales, dispositivos para el control de la natalidad (en especial, el diafragma), espermicidas, tampones y desodorantes vaginales en aerosol, son factores que pueden promover o influir en el desarrollo de esta afección. Los desequilibrios hormonales propios de la menopausia, ciertos medicamentos (en particular, los antibióticos) y la mala nutrición también contribuyen a la aparición de vaginitis.

Remedios naturales y herbales

  • Verter 2 gotas de aceite de enebro, 1 gota de aceite de manzanilla, 2 gotas de aceite de árbol del té y 1 gota de aceite de lavanda en una tina poco profunda llena de agua caliente. Sentarse sobre la tina, dejando bien sumergida la cadera, por un lapso de 15 minutos. Repetir este remedio una o dos veces al día, según sea necesario.
  • Colocar una compresa fría para aliviar los picores e inflamación que acompañan la vaginitis. El frío provoca que los vasos sanguíneos se contraigan, lo que disminuye el enrojecimiento y la inflamación.
  • Verter en 950 mililitros de agua caliente 2 gotas de aceite de lavanda, 1 cucharadita de vinagre de manzana y 2 gotas de aceite de árbol del té y mezcle bien. Llenar la bolsa de la ducha o la lavativa con esta fórmula y aplicar. Repetir una a tres veces a la semana.
  • Aplicar una bolsa de té, mojada en agua y enfriada en el refrigerador, y después colocada externamente alivia los picores.
  • Mezclar 30 mililitros de aceite de jojoba, 2 gotas de aceite de lavanda o de girasol, 1 gota de aceite de manzanilla y 3 gotas de aceite de árbol del té en un recipiente limpio Externamente, aplicar, varias veces al día, este remedio sobre las áreas irritadas.

Recomendaciones

  • Limpiar bien la bañera. Las bañeras que tienen adheridas sales y jabón son lugares donde normalmente se acumulan muchos gérmenes. Asegurarse de limpiar y desinfectar la suya con regularidad para evitar la proliferación de bacterias y hongos.
  • Cuidar el higiene cuando va al baño. Se recomienda limpiar de adelante hacia atrás cuando vaya al baño, para evitar el traslado de gérmenes de la zona del recto hacia adelante, a la zona genital. Después, vuelva a limpiarse con papel limpio para asegurarse de que la higiene ha sido correcta.
  • Enjuagar bien la ropa interior. Usar ropa interior con residuos de detergente irrita los tejidos que ya tienen picores a causa de la vaginitis. Se recomienda utilizar siempre ropa holgada, y evitar aquellos muy apretados, y escoger siempre ropa interior de algodón, nunca de nylon.
  • Consumir yogur. Algunos estudios han demostrado que una ración de 250 gramos de yogur una vez al día puede mejorar la vaginosis bacteriana recurrente, aunque se no tome grandes dosis de antibióticos, pues las bacterias acidófilas del yogur crean un entorno bacteriano equilibrado. Es un remedio antiguo, aunque no rápido.
  • Bañarse con un jabón suave y no aromatizado y, con delicadeza, secarse bien.
  • Evitar el uso de tampones o toallas sanitarias con desodorante, papel higiénico aromatizado y desodorantes vaginales en aerosol.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *