COMBATE TODAS LAS CLASES DE HEPATITIS CON ESTOS PRODUCTOS CASEROS.

La hepatitis es una enfermedad inflamatoria del hígado producida por muchas causas, entre ellas de forma más habitual, las infecciones por ciertos virus que actúan específicamente sobre este órgano. Se divide en hepatitis A, B, C, D y E.

Hepatitis A Infección esporádica o epidémica por el virus tipo A, a través de agua y alimentos contaminados ue causan un cuadro generalmente benigno.

Hepatitis B Infección por el virus tipo B que se adquiere a través de la saliva, la sangre, el esperma y el flujo vaginal que puede producir complicaciones en algunos casos.

Hepatitis C Causa más frecuente de hepatitis en los países occidentales que es transmitida por el virus tipo C a través de transfusiones, inyecciones y relaciones sexuales.

Hepatitis D y E Formas menos habituales. La D se relaciona con la B y la E se da en epidemias de zonas en vías de desarrollo.

Los síntomas de la hepatitis son los siguientes:

  • Fase previa: cansancio, inapetencia, malestar, cefalea, dolor abdominal, fiebre.
  • Fase de estado: ictericia, coluria, pérdida de peso.
  • Fase de convalecencia: recuperación con debilidad.

La ictericia es el signo clave para la detección de la enfermedad, puesto que los síntomas que aparecen en la fase previa son muy inespecíficos y pueden corresponderse con otros muchos procesos. El resto de métodos diagnósticos sirve para confirmar la presencia de la infección, clasificarla según el tipo de virus concreto y desestimar otras enfermedades que también pueden producir ictericia.

Remedios herbales y naturales

  • Beber tres vasos diarios de agua mezclada con dos cu-charaditas de vinagre de sidra de manzana (apple eider vinegar) y dos de miel pura, o un vaso diario de jugo fresco de zanahoria.
  • Aplicar compresas de aceite de ricino o castor sobre el área del hígado y se mantienen tibias.
  • Tomar una infusión de raíz de orozuz (1 cucharada en una taza de agua caliente) Tomar 2 tazas al día. Este remedio se usa en el caso de la hepatitis viral crónica. No tomar si se sufre de hipertensión.
  • Verter 1 cucharada de cardo mariano en una taza de agua que esté hirviendo. Cubrir y dejar refrescar. Colar y tomar 2 tazas al día. Este remedio tiene un efecto desintoxicante y protector del hígado.
  • Hacer una infusión de diente de león y tomar 2 veces al día.
  • Beber el jugo de medio limón en una taza de agua caliente por la mañana y por la noche mejora la función del hígado.
  • Efectuar presión sobre los nervios y masajes (digitoterapia):

Recomendaciones

La dieta debe ser equilibrada, con restricción de las grasas de origen animal y la abstinencia de alcohol debe extenderse hasta los seis meses posteriores a la curación.

Es recomendable no compartir útiles de aseo o ropa con los enfermos durante la fase aguda así como no utilizar jamás una jeringuilla que haya sido previamente usada.

En estos momentos es posible vacunar de forma eficaz frente a la hepatitis A y B, aunque no así para el resto.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *