RÁPIDOS TRUCOS CASEROS PARA TRATAR LA NEUMONÍA. ¡TE SORPENDERÁN LOS RESULTADOS!

La neumonía, llamada también pulmonía, es una inflamación del pulmón o de una parte del mismo causada por un microbio (virus, bacteria, hongo, parásito), generalmente un neumococo (Streptococcus pneumoniae).

Se pueden diferenciar la bronconeumonía (inflamación de los alveolos pulmonares y de la mucosa bronquial), la neumonía lobular (la que afecta a todo un lóbulo pulmonar) y, popularmente, la neumonía doble (la que afecta a los dos pulmones).

La neumonía es una enfermedad potencialmente grave y debe ser tratada inmediatamente, ya que puede ocasionar complicaciones, e incluso la muerte, sobre todo en niños pequeños, ancianos o personas debilitadas.

Síntomas
Consisten en fiebre alta con escalofríos, cefalea, dolor en la parte lateral del tórax al respirar y tos con expectoración verdosa o amarillenta. Si la enfermedad es muy grave, puede producir dificultades para respirar y coloración azulada de la piel y las mucosas.

Tratamiento naturales
La medicina alternativa posee numerosos remedios coadyuvantes que pueden ayudar al paciente a superar la enfermedad. La aromaterapia sugiere el masaje del tórax con aceite de eucalipto, tomillo y árbol del té, mezclados en un aceite portador de almendras dulces.

Un vaporizador (o un baño) con aceite de pino es útil para facilitarla expectoración. También se emplea el aceite de mostaza en una cataplasma sobre el tórax, para estimular la curación y disminuir la mucosidad.

La fitoterapia dispone de numerosos remedios para aliviar la tos y liberar la mucosidad retenida en los pulmones. La infusión de drosera, eucalipto, gordolobo, marrubio, tomillo, tusílago, jengibre o menta son algunos ejemplos.

El tratamiento homeopático es constitucional, es decir, se basa en los síntomas individuales y las características personales del paciente. Los remedios más utilizados son: Antimonium tartaricum, Bryonia alba, Ipecacuanha, Veratrum viride, Arseni-um álbum, Sanguinaria, a los que se puede añadir Crataegus oxicantha en caso de fatiga cardiaca.

La acupuntura es también muy eficaz. Se puede considerar el tratamiento exclusivo con medicina tradicional china si no se trata de una neumonía realmente grave, en una persona muy debilitada. El meridiano más tratado es el de pulmón, sobre todo los puntos Pl (Zongfu), P5 (Chize), P6 (Kongzui) y P9 (Taiyuan), más el punto VI3 (Feishu, punto que también se puede tratar con ventosas); además, el acupuntor puede valorar la posibilidad de realizar una micro-sangría en el punto Pll (Shaoshang) o el punto IG1 (Shangyang).

Finalmente, cabe mencionar el vigoroso poder curativo de la hidroterapia, una terapia especialmente revulsiva que emplea las envolturas de agua fría (20-25°C) y los baños a 2°C por debajo de la temperatura corporal, a modo de terapia derivativa y para disminuir la fiebre.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *