¡¡USA EL MELOCOTÓN BAJAR DE PESO, COMBATIR LOS HERPES, EL ESTREÑIMIENTO, ARRUGAS Y MUCHOS MÁS!!

El melocotonero (Prunus pérsica) es un árbol perteneciente a la familia de las Rosáceas y, aunque su nombre latino podría suponer que procede de Persia, en realidad es originario de la China.

Sus frutos, los melocotones o durazno, son muy agradables, nutritivos y por lo mismo usados como postres, refrescos y preparados en varias formas. En la antigua China se consideraba como el fruto de la inmoralidad.

Las semillas de melocotón contienen gran cantidad de aceite no secante, que aunque no es realmente empleado corno grasa alimenticia, sí goza de gran aceptación para la fabricación de jabones y en perfumería.

Propiedades nutritivas y curativas
Debido a su alto contenido en betacarotenos, vitamina C y selenio (muy parecido al de los albaricoques), posee un poderoso efecto antioxidante que protege las arterias del colesterol y ayuda a mantener la buena salud de ojos, piel y boca.

Gracias a su gran cantidad de fibra, ejerce una función laxante lo que contribuye a combatir el estreñimiento crónico.

Su contenido en agua (un 86% de su composición) y potasio convierten al melocotón en un excelente diurético. Por ello, ayuda a las personas con inflamaciones agudas del riñon y previene la formación de cálculos renales o de piedras en la vesícula.

El melocotón se puede considerar una fruta adelgazante, ya que tiene una acción reguladora del apetito lo que contribuye a eliminar residuos y peso.

Se recomienda su consumo enfermos de cáncer y a portadores del VIH por su contenido en antioxidantes y su acción estimulante del sistema inmunológico.

Una de sus variedades, el durazno nectarí, proporciona un notable alivio a quienes sufren la enfermedad de Parkinson o el mal de Alzheimer.

Las flores y las hojas del melocotonero también tienen propiedades curativas contra los oxiuros (lombrices intestinales), gota, afecciones del aparato urinario, purgantes, diuréticas, etc.

La recolección de las flores debe hacerse antes de que abran, cuando el cáliz tiene un color rojizo, la de las hojas antes de la madurez del fruto, a final de la primavera o principio del verano. Unas y otras pueden ser utilizadas frescas o secas, el secado no requiere cuidados especiales a no ser la ausencia de humedad y que las flores estén separadas y extendidas.

Para efectos purgantes se toma una taza al día de la siguiente infusión: diez hojas frescas o 12 secas en un litro de agua. También se puede hacer con las flores frescas utilizando cinco flores por litro y tomando la mitad de la dosis.

Remedios populares

Remedio con melocotón o durazno para herpes inflamadas Verter un puñado de hojas de melocotonero a 2 tazas de agua hirviendo, y luego tapar para dejar que se remojen durante un rato. Aplicar, a modo de cataplasmas, sobre las herpes inflamadas y dejar puesta por un tiempo

Mascarilla con melocotón o durazno para la piel seca Lavar y picar 1 melocotón. Luego, colocar en una licuadora junto con 1/2 taza de yogur, 1 rebanada de papaya en pedazos y 1 plátano o banana picado. Licuar hasta obtener una pasta homogénea. Aplicar esta mascarilla facial, dejar sobre el rostro durante 30 minutos y enjuagar con agua tibia. Conoce más mascarillas con melocotón para la piel seca, mixta o más

Remedio con melocotón o durazno para el estreñimiento Licuar 1 rebanada picada de melón, 3 duraznos o melocotones y 1/4 de taza de almendras picadas en 3 tazas de leche a velocidad media hasta lograr una mezcla homogénea. Tomar este licuado a diario preferiblemente 1 hora antes de dormir.

Remedio con melocotón o durazno para la inflamación y decoloración de los moretones Desmenuzar a mano 3 a 5 hojas del melocotonero y luego poner hervir, a fuego lento, durante aproximadamente 15 minutos, en una taza de leche condensada. Dejar reposar, tapar y colar. Empapar un paño con esta preparación y aplicar sobre el área afectada frotándola con suavidad sobre la piel

Remedio con melocotón o durazno para las quemaduras solares Lavar y picar 1 melocotón y 1 pera y colocar en una licuadora con suficiente hielo raspado como para hacer un puré frío y espeso. Esparcir sobre una muselina limpia y colocar sobre el área afectada.

Remedio con melocotón o durazno para adelgazar Licuar 1 taza de jugo de zanahoria, 1 taza de melocotones en pedazos, 1 de peras picadas y 1 puñado de perejil picado durante 3 ó 4 minutos. Refrigerar durante varios días. Tomar 2 tazas de este jugo cada 4 horas a lo largo de 2 días durante los cuales se debe consumir abundante sopas y evitar, a su vez, el consumo de carne, pan, productos lácteos, café, refrescos, los condimentos (salsa de tomate, mostaza, pepinos encurtidos, mayonesa), las comidas fritas, los dulces.

Remedio con melocotón o durazno para las patas de gallo: Mezclar 5 cucharadas de aceite de melocotón y 5 de aceite de albaricoque. Aplicar 2 veces diarias en el área de las arrugas de los ojos, pero también se puede aplicar en las arrugas del cuello. Dejar puesta durante 15 minutos y después retirar con agua tibia.

Remedio con melocotón o durazno para bajar fiebres leves Extraer el jugo de 2 melocotones y tomar mezclado con agua.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *