¡¡REMEDIOS NATURALES PARA AYUDARTE A SUBIR LA LÍBIDO Y MEJORAR TU RELACIÓN DE PAREJA!!

El término libido fue acuñado por Sigmund Freud para designar la energía fisiológica asociada a los impulsos sexuales.

Posteriormente, en los medios no psicoanalíticos este término ha pasado a ser sinónimo de impulso o deseo sexual.

Considerada bajo este aspecto, la libido es el resultado de la combinación de factores orgánicos (hormonas y sistema nervioso central) y de estímulos externos, que tiene como consecuencia la aparición de una serie de respuestas cuyo fin último es alcanzar el orgasmo.

A diferencia de los impulsos primarios, como el hambre o la sed, la libido no es indispensable para la vida del individuo, aunque si no se satisface puede dar origen a problemas psíquicos

La libido está presente desde los primeros años de la vida, aunque sólo en la época puberal comienza a tener las connotaciones sexuales relacionadas con la genitalidad tal como se manifiestan típicamente en la vida adulta.

Ante una disminución de la libido, debe tenerse en cuenta en primer lugar la incidencia de factores emocionales o de estrés elevado y luego los factores orgánicos como una alternación en las hormonas.

El líbido bajo puede tratarse de forma eficaz mediante remedios caseros y naturales que reducen el estrés y fortalecen el aparato reproductor.

Remedios

-Mezclar 1 cucharadita de ashwagandha (planta hindú) y 1/2 cucharadita de salvia con 1 taza de leche templada y beber por la noche. Este remedio fortalece especialmente a los hombres con libido baja.

-Consumir 10 almendras crudas (sin tostar) para desayunar. Dejar a remojo en agua durante toda la noche y quitar la piel antes de tomarlas.

-Ingerir 1 dátil al día a primera hora de la mañana. Están ayudan a remediar la libido baja y la debilidad sexual, así como la fatiga crónica.

-Eliminar las pieles y los corazones de 5 manzanas crudas. Batirs o machacar hasta hacer un puré y mezclar bien añadiendo un poco de miel al gusto. A continuación, agregarr 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo, 1/4 de cucharadita de azafrán, 1 pellizco de nuez moscada y 10 gotas de agua de rosas. Consumir 1/2 taza al menos una hora después de las comidas. Evita tomar leche, yogur o pescado al menos 4 horas antes y 4 horas después de tomar este remedio.

-Mezclar 1 taza de leche, 1/4 de taza de agua y 1 diente de ajo picado. Hervir lentamente reduciendo hasta que quede 1 taza de líquido y tomar al acostarte.

-Tomar 1 cucharada de zumo de cebolla mezclado con 1 cucharadita de zumo de jengibre fresco 2 veces al día.

-Poner en un frasco 200 mi de alcohol de 90° (apto para beber) y 180 g de cebolla roja fresca, cortada en láminas finasla cebolla. Tapar bien y dejar en maceración durante nueve días. Después colar y guardar en un botellín. Tomar una cucharadita de esta preparación (3,6 mi) por la mañana y otra por la noche, antes de acostarse, disueltas en un vasito de agua endulzada con una cucharadita de miel. Seguir este remedio durante dos semanas, descansar tres días y volver a tomar otras dos semanas

-Poner en un recipiente 40 g de cebolla roja picada y 40 g de ajo rojo troceado y verter sobre ellos 800 mi de agua hirviendo. Tapar y dejar reposar quince minutos. Después colar y disolver en 1.600 g de azúcar Tomar dos cucharadas, solas o diluidas en un poco de agua, dos veces al día, fuera de las comidas, por la mañana en ayunas y por la noche. Seguir el tratamiento hasta notar una mejoría Este remedio está contraindicado en casos de gastritis y úlcera gastroduodenal, así como en guienes estén bajo tratamiento con anticoagulantes tipo warfarina o con hemostáticos. También deben tener cuidado los recién operados o los gue lo vayan a ser y las personas con hipertiroidismo. En los diabéticos, se debe controlar la glucemia.

-Poner en un frasco 10 g de hojas secas de salvia o 20 g de hojas frescas y 5 g del fruto seco triturado de vainilla y verter 1 litro de agua hirviendo sobre ellas. Tapar y dejar en reposo durante diez minutos. Filtrar, agregar 100 g de miel de romero y disolverla bien. Tomar dos vasos pequeños al día (un vaso = 100 mi), por la mañana en ayunas y por la noche, durante dos semanas; descansar tres días y volver a tomar otras dos semanas. este remedio es bastante apreciado por la gente de la montaña como estimulante cuando se sufre una bajada del líbiod por el estrés. Este remedio está contraindicado durante el embarazo y la lactancia y en enfermos de epilepsia, insuficiencia renal, tumores mamarios y en quienes sigan tratamientos farmacológicos con estrógenos

-Hervir 1 litro de vino blanco de calidad con 7 g de las hojas secas de salvia durante tres minutos; pasado dicho tiempo, retirar del fuego y añadir 7 g de hojas secas de menta. Tapar y dejar en reposo hasta que se enfríe. Filtrar, exprimiendo bien, y embotellar. Beber todo el vino en tres días (6 vasitos de 50 mi al día, uno cada dos horas). Descansar dos días y volver a tomar otros tres, hasta completar un mes. Este remedio está contraindicado durante el embarazo y la lactancia y en enfermos de epilepsia, insuficiencia renal, tumores mamarios y en quienes sigan tratamientos farmacológicos con estrógenos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *