PARA REDUCIR LA ANSIEDAD POR LA COMIDA PRUEBA CON ESTOS TRUCOS CASEROS.

Muchas personas cuando se sienten agobiadas por una situación estresante (entrevista de trabajo, terminación de un proyecto importante, etc) comen de forma descontrolada.

Otras cuando sufren de una desilusión amorosa ven los dulces (especialmente chocolates) como un refugio a sus males y comen compulsivamente.

Todas estas personas tienen algo en común; sufren de ansiedad por la comida

Sin embargo, esta situación puede complicarse, aún más, cuando la persona manifiesta este comportamiento de forma constante y por un período de tiempo prolongado, pero ¿Por qué sucede esto?

Existen alimentos como aquellos compuestos con mucha grasas y azúcares simples que pueden afectar a las sustancias químicas del cerebro como la serotonina y las endorfinas lo que produce sensaciones de estabilidad y hasta euforia. De allí que las personas consuman en grandes cantidades alimentos como el chocolate para sentirse mejor.

Sin embargo, esta ansiedad por la comida puede no sólo causar un aumento de peso sino también puede incrementar los niveles de colesterol y poner en riesgo otros aspectos de la salud

Entonces, surge la siguiente interrogante ¿Qué se puede hacer para controlar la ansiedad por la comida? A continuación, algunos remedios caseros y recomendaciones al respecto:

Remedios populares

-Hervir 50 g de agrimonia y 80 g de albahaca en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro. Colar y tomar 2 veces por día.

-Verter 2 cucharadas de pasionaria en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Luego, verter 1 cucharadita de poleo y revolver bien. Tomar 1 taza al día. Este remedio ayuda a que la persona recobre la tranquilidad y el sosiego.

-Comer un pepinillo en vinagre ayuda a combatir la ansiedad por comida salada.

-Tomar un vaso de jugo de naranja puede aliviar la ansiedad por la comida dulce debido a que es rico vitamina C y cuando ésta falta ocasiona ansiedad.

-Consumir cereales integrales, ya que las fibras que contienen no sólo reducen el colesterol “malo” LDL de la sangre sino que tamibén dan una sensación de saciedad. Igualmente, estos alimentos son ricos en magnesio que ayuda a calmar la ansiedad y apetencia por el dulce, especialmente por la bollería industrial o por el chocolate.

-Verter 1 cucharada de hojas de agracejo en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar.Colar y agregar 2 gotitas de vinagre y 1 de miel. Este remedio da una sensación de saciedad y relajación frente a posibles ataques de ansiedad por comer..

-Consumir un yogur natural desnatado con canela o vainilla en polvo o unas pocas ralladuras.de nuez moscada pueden satisfacer el gusto por lo dulce, pues éstas dan un sabor azucarado con pocas calorías y, además, el yogur es rico en triptófano que ayuda a estabilizar el estado anímico.

-Consumir un licuado con papaya y leche de soya la cual tiene un efecto saciante y “quita” el hambre.

-Verter 15 gotas de aceite de bergamota y 10 gotas de aceite de hinojo en una botella pequeña de vidrio con tapa de cerrado hermético. Suavemente, poner la botella de cabeza algunas veces o hacerla rodar entre las manos, a fin de mezclar los ingredientes. Inhalar la preparación directamente del frasco las veces que sea necesario.

-Macerar 50 g de raíces frescas de valeriana en 1 litro de agua fría durante 12 horas, luego colar; tomar 1 o 2 tazas al día. Este mismo remedio puede ser empleado en casos de crisis nerviosas determinadas por la premenopausia, insomnio, dolor de cabeza tensional y nerviosismo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *