CONOCE LOS REMEDIOS CASEROS MAS RECOMENDADOS PARA LIMPIAR LA SANGRE.

La sangre es el líquido orgánico que, gracias al impulso cardíaco, circula dentro del organismo a través de las arterias y las venas con la misión de mantener las funciones vitales de los tejidos y de los distintos órganos. En este sentido, la sangre asegura los intercambios en el organismo, drena los productos de la digestión desde el intestino hasta el hígado y los tejidos, transporta desechos hasta los ríñones donde se eliminarán por la orina, transporta las hormonas desde las glándulas secretoras hasta los órganos receptores, reparte el calor corporal y desempeña un papel esencial en la lucha del organismo contra las infecciones

Se compone de dos partes: las células y el plasma. Ésta última representa el 55 % del volumen sanguíneo y a su vez está compuesto de agua en un 90 % y un 8 % de proteínas, y las células sanguíneas, que suponen el 45 % restante, y se dividen en: hematíes o glóbulos rojos, leucocitos o glóbulos blancos y plaquetas.

La plasma transporta células como las siguientes: La albúmina, que ayuda a conservar el agua del plasma en una cantidad equilibrada; las globulinas son los anticuerpos responsables de la defensa frente a las ¡nfecciones; los factores de coagulación, necesarios para evitar las hemorragias; y otras proteínas que transportan sustancias necesarias para el buen funcionamiento de las células. Además, hay sustancias minerales como el calcio, el fósforo y el ácido úrico, glucosa, grasas como el colesterol y hormonas.

Los hematíes deben su color rojo a la hemoglobina que contienen. Cumplen una de las misiones más importantes de la sangre: llevan el oxígeno desde los pulmones a los diferentes tejidos (circulación arterial), y toman de éstos el residuo de la actividad celular (anhídrido carbónico) para devolverlo a los pulmones (circulación venosa), donde es expulsado.

Los leucocitos, de los que existen diversos tipos, tienen como misión la defensa del organismo contra microorganismos y otros elementos extraños que puedan penetrar en él. Esenciales en el mantenimiento del sistema inmunitario, su número aumenta en caso de agresiones.

Finalmente, las plaquetas son las células más pequeñas, responsables del proceso de coagulación de la sangre.

La sangre es uno de los indicadores más importantes de la salud del organismo. Su análisis es una de las pruebas diagnósticas más utilizadas

Debido a que la sangre transporta desechos puede que quede contaminada y no se limpie de la forma adecuada. Esto puede conllevar que el sistema inmunologico se debilite y la persona manifieste constante gripe, resfriado, alergias, picazón en el cuerpo, etc. De alli la necesidad, si se encuentra en este caso, de purificar la sangre.

Existen varios remedios caseros y naturales que pueden ser empleadas para este propósito y que, a continuación, se detallan:

Remedios

-Mezclar 20 gr. de frángula, 15 gr. de hinojo, 10 gr. de bardana y 5 gr. de cada de levístico y grama y extraer 1 cucharadita. Verter en una taza de agua y hervir por 5 minutos. Beber 2 al día; en ayunas y antes de acostarse por 15 minutos..

– Mezclar, a partes iguales, hojas de arándano, hojas de fresa, hojas de tusílago y menta. Preparar y tomar tal como el remedio anterior.

-Cocer durante diez minutos en un litro de agua 20 g de raíz seca desmenuzada de zarzaparrilla y 110 g de raíz seca de regaliz desmenuzada. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar reposar por quince minutos. Colar, agregar 1100 g de miel de milflores y disolverla y embotellar. omar 3 vasos pequeños al día (un vaso = 100 mi), media hora antes de las comidas principales, durante tres semanas; descansar una semana y volver a tomar otras tres. Este remedio está contraindicado en caso de hipertensión.

-Preparar un zumo con media col roja de tamaño mediano y tomar dos grandes vasos por día, uno antes de desayunar y otro antes de cenar por 2 semanas. Si no se dispone de batidora, se recomienda ingerir en cada comida un plato de coles rojas trinchadas crudas y sazonadas con aceite de oliva por 15 días

-Se emplea la infusión de tallos y hojas de parietaria., tanto en estado fresco como desecados, a razón de 30 a 60 gr. por litro de agua, y se administra a tazas, cuanta se quiera. Hay quien gusta de aromatizar la tisana con un poco de corteza de limón o de naranja, y si apetece fría o helada, endulzada con miel.

-Hervir en una taza de agua 1 cucharada de las hojas de serbal por 5 minutos. Dejar refrescar y filtrar. Beber 1 taza al día por 1 semana.

-Tomar varias cucharadas de jugo exprimido de las hojas frescas de perifollo.

-Hervir, en 2 litros de agua, 3 cucharadas de salicaria o frailecillo por 20 minutos. Dejar en infusión y luego colar. Beber 2 tazas al día. No usar este remedio si se sufre de diabetes.

-Verter 1 cucharada de hojas de cedrón, previamente lavadas, en una taza de agua y hervir por 5 minutos. Tomar 1 taza al día por 15 días.

-Hervir en una taza de agua por 5 minutos 2 cucharadas de hojas de chaparral o gobernadora. Tapar y dejar refrescar. Filtrar y beber 1 taza durante el día; nueve días cada mes.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *