EECTIVOS REMEDIOS CASEROS PARA LA SANGRE EN LA ORINA.

Las causas de una orina con un color inusual pueden ser muy diversas, algunas de escasa o nula importancia, mientras que otras merecen una atención especial.

Los pigmentos de algunos alimentos como la remolacha o el tomar algunos antibióticos pueden cambiar el color de la orina. Por ejemplo, el antibiótico rifampicina es bien conocido porque tiñe la orina de un color rojizo, dato que debe ser advertido al paciente por el médico para evitarle una preocupación innecesaria.

Sin embargo, la sangre también puede cambiar el color de la orina; condición que se denomina hematuria. La sangre confiere a la orina un color oscuro, semejante al de la Coca-Cola, aunque este cambio de color sólo ocurre cuando la cantidad de sangre es abundante, o sea cuando existe una hematuria macroscópica.

La presencia de minúsculas cantidades de sangre, es decir, la hematuria microscópica, puede pasar inadvertida, a menos que se realice un análisis de orina.

Las causas de la presencia de sangre en la orina son varias. Los cálculos o piedras en el riñón son uno de los motivos más frecuentes de la aparición de sangre en la orina y su diagnóstico suele ser fácil, puesto que el dolor es el síntoma principal.

Otras veces la sangre en la orina proviene de infecciones urinarias, sean del riñón (pielonefritis), de la vejiga (cistitis) o de la uretra (uretritis). Igualmente, las enfermedades de la próstata, sean infecciones (prostatitis) o tumores, son causa de sangre en la orina.

La glomerulonefritis es también otra de las enfermedades que hay que considerar cuando se observa sangre en la orina. Se trata de una inflamación del glomérulo renal y se caracteriza por hematuria, proteinuria (presencia de un exceso de proteínas en la orina) y, frecuentemente, hipertensión arterial. El origen de la glomerulonefritis puede estar en las infecciones, en las enfermedades autoinmunes, en las intoxicaciones, en las respuestas anómalas a ciertas infecciones, etc.

No hay que olvidar que el glomérulo renal es el instrumento esencial por donde el riñón realiza su función de filtro, es decir, todos los productos tóxicos filtrados por el riñón pasan por el glomérulo, por lo que no es de extrañar que aquellas situaciones en las que el glomérulo tenga que filtrar muchas sustancias tóxicas, provoquen una sobrecarga glomerular que se manifieste con una hematuria.

Otras causas de la existencia de sangre en la orina son ciertas malformaciones renales, como el riñón poliquístico, una anormalidad en la que el tejido renal se encuentra lleno de quistes, muchas veces presentes desde el nacimiento y que han pasado inadvertidos hasta que se ha detectado la presencia de sangre en la orina.

Los tumores renales son otra de las causas de sangre en la orina que nunca conviene pasar por alto; se sospechan cuando, además de la sangre en la orina, el médico palpa una masa dentro del abdomen.

Ciertas enfermedades de la sangre son también motivo de que los análisis detecten sangre en la orina: las hemoglobinurias son causadas por la presencia excesiva de hemoglobina en la orina: no se ven glóbulos rojos en ella, pero los análisis detectan la presencia en la orina de hemoglobina, el pigmento que está en el interior de los glóbulos rojos.

Esto es consecuencia de la hemolisis, o rotura de los glóbulos rojos, cuyo pigmento ha sido vertido, filtrado y eliminado por la orina, confiriéndole un color oscuro.

Remedios

-Hervir 50 g de equiseto menor y 50 g de hierba de San Roberto en 2 litros de agua, para reducir a 1 litro, colar y añadir: 40 g de milenrama. Dejar hervir de nuevo durante 5 minutos, colar y distribuir en 8 partes, a tomar en 4 días, a razón de 2 veces diarias, durante 16 días consecutivos; descansar 8 días y tomar de nuevo otros 16 días.

-Hervir en 2 litros de agua 60 g de cardo mariano y 50 g de hojas de vincapervinca hasta reducir a 1 litro, colar y añadir 40 g de hojas de malva y 40 g de hojas frescas de brotes tiernos de ortiga menor. Dejar hervir de nuevo durante 10 minutos, colar y tomar en 6 partes en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana, durante 4 semanas seguidas, es decir, 24 días en total.

-Hervir 60 g de agrimonia y 60 g de hipérico en 2 litros de agua para reducir a 1 litro, colar y añadir 40 g de hojas de cincoenrama y 30 g de milenrama. Dejar hervir de nuevo 5 min, colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana, durante 4 semanas seguidas, es decir, 24 días en total.

-Hervir 80 g de rizoma de grama de las boticas y 60 g de hierba de San Roberto en 2 litros de agua para reducir a 1 litro, colar y tomar a lo largo del día por 15 días.

-Verter 30 g de la planta llamada pan y quesillo y 30 g de agallas de ciprés en un litro de agua. Dejar hervir durante 10 minutos, reposar, colar y tomar a lo largo del día por 20 días en total.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *