¡¡TRUCOS PARA LAS QUE QUIEREN MANTENER UNA PIEL JOVEN SIEMPRE!!

El envejecimiento se considera un proceso normal y natural del organismo donde la regeneración de las células se hace cada vez más lento. A la par del envejecimiento fisiológico ocurre el de la piel o cutáneo.

Éste conlleva una serie de cambios cutáneos como los que, a continuación, se detallan:

  • El número de las estructuras donde se renueva el colágeno (que recibe el nombre de fibroblastos) disminuye. El colágeno es una proteína que se encuentra pre­sente en la piel y es responsable de su elasticidad. Cuando disminuye estas estructuras, la piel pierde elasticidad.
  • El proceso de melanogénesis aumenta lo que ocasiona que la pigmentación no sea uniformidad y aparecen manchas.
  • La fragilidad capilar se incrementa y como consecuencia aparecen venitas (couperose) en las mejillas y en la nariz.
  • La hidratación se reduce.
  • El espesor de la dermis disminuye.
  • El calcio extracelulardérmico se reduce el cual es fundamental en el proceso de contración-expansión de las fibras.

Todos estos cambios (especialmente la pérdida de elasticidad y de hidratación) son los responsables de la aparición de las arrugas. Sin embargo, además de estas modificaciones de la piel, existen otros elementos denominados radicales libres los cuales son grupos químicos en la producción y donde participan factores como la:

  • Contaminación del medio ambiente
  • La radiación del Sol
  • El agotamiento físico-psíquico,
  • Los tratamientos prolongados con fármacos y la radioterapia.

Los radicales libres al­teran el sistema biológico de las personas al actuar específicamente en el metabolismo de las proteínas, carbohidratos, lípidos y ácidos nucleicos lo que acelera la reducción de colágeno y, por ende, el proceso de envejecimiento,

Entonces nos preguntamos nuevamente ¿Cómo podemos retardar el proceso de envejecimiento?

Primer paso: Neutralización de radicales libres y consumo de alimentos adecuado

El primer paso es la neutralización de los radicales libres mediante la ayuda de sustancias antioxidantes que debemos consumir como la vitamina E y el aceite de onagra.

Igualmente, debemos consumir:

  • Té de cola de caballo
  • Té de diente de león
  • El romero
  • El ginkgo biloba
  • El grosellero negro

Todos tienen propiedades que ayudan a bloquear la producción de radicales libres y la oxidación de los lípidos.

Sin embargo, es importante, también, el consumo de proteínas en nuestra alimentación las cuales como hemos visto se van reduciendo con la edad lo que aumenta el problema de falta de elasticidad en la piel

Sólo las proteínas de origen animal contienen todos los aminoácidos esen­ciales, pero las personas vegetarianas pueden convertir las proteínas ingeridas en proteínas de alta calidad si la mezclan con cereales, vegetales y legumbres.

Hacemos la salvedad que las personas vegetarianas tienen una piel más clara y sana que las que consumen mucho producto animal (sobre todo carnes rojas), pero una dieta estrictamente vegetariana puede causar un déficit proteínico y un decaimiento temprano de la piel

Por ello, se recomienda una dieta ovolácte­ovegetariana (donde abunden los frutos secos, germen de trigo, aguacates, productos derivados de la soya o soja) con el consumo una vez por semana de pescado.

Segundo paso: Eliminación de productos químicos y otros

Es necesario eliminar totalmente el consumo del tabaco, drogas, alcohol y productos químicos,

Tercer paso: Cuidar la piel con la aplicación externa de cremas de belleza

El tercer paso consiste en la utilización de forma externa de cremas de belleza para combatir el envejecimiento precoz.

Sin embargo, no es recomendable el uso de cremas con base de estrógenos y progesterona las cuales son muy publicitadas, ya que las hormonas, una vez absorbidas por la piel, pueden causar reacciones negativas en el organismo. Por ello, se recomiendo el empleo de productos naturales para la elaboración de cremas de belleza.

Un producto natural que ha demostrado buenos resultados es la manteca de cacao la cual aplicada sobre las primeras arrugas alrededor de los ojos, sirve para atenuadas y hasta reducidas.

Entre las plantas cosméticas que debemos incluir en la elaboración de productos de belleza en la lucha contra el envejecimiento de la piel están la centella asiá­tica, la cola de caballo, el hipérico, la consuelda y el ginseng. Todos ellos son óptimos regenerantes celular

Con todas las plantas se pueden preparar tisanas para aplicar directamente sobre la piel en forma de compresas.

No podemos olvidar al aloe vera que, gracias a sus principios activos, es un aliado de la salud y de la belleza del cutis. El aloe limpiar a fondo la piel, ya que elimina las células muertas, regula el pH, nutre la piel y la tonifica.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *