¡¡LA SAL SIRVE PARA INNUMERABLES COSAS QUE NI IMAGINAS!!

La sal es un mineral formado por una reacción de un ácido y una base. Está constituida por cationes metálicos y aniones que pueden contener oxígeno o no. La sal ha sido valiosa desde tiempos remotos. Ciertas tribus africanas del interior del continente, estaban dispuestas a pagar con gemas un saquito de sal.

Los cazadores que se acercaban por sus tierras llevaban algunos kilos como ventajosa moneda de trueque. Según el historiador romano Plinio, en el siglo I, a los soldados se les pagaba, en parte, con sal. De ahí viene el nombre de salario. Y es que la sal, además de hacer sabrosos los alimentos más insípidos, también era imprescindible para conservarlos y hasta se utilizaba como antiséptico, lo cual era muy importante para un soldado.

En la actualidad, se comprende la importancia de la sal cuando se sabe que el 60 % del cuerpo humano está formado por agua y que esa cantidad debe permanecer constante y con el pH -grado de acidez adecuado, lo que se consiguen con el sodio y el cloro. Gracias al agua, que forma parte de tejidos y líquidos corporales, la temperatura se mantiene en torno a los 37 grados, se transportan los nutrientes, se pueden disolver las sustancias para ser asimiladas o expulsadas y, en definitiva, gracias a ella todos los órganos funcionan.

Inicio » Alimentos curativos » Remedios y trucos caseros con sal
Remedios y trucos caseros con sal
Publicado en Alimentos curativos

Seguir en FacebookSeguir en TwitterSeguir en Google+Seguir en YouTubeSeguir en Instagram
La sal es un mineral formado por una reacción de un ácido y una base. Está constituida por cationes metálicos y aniones que pueden contener oxígeno o no.

La sal ha sido valiosa desde tiempos remotos. Ciertas tribus africanas del interior del continente, estaban dispuestas a pagar con gemas un saquito de sal.

Los cazadores que se acercaban por sus tierras llevaban algunos kilos como ventajosa moneda de trueque.

Según el historiador romano Plinio, en el siglo I, a los soldados se les pagaba, en parte, con sal. De ahí viene el nombre de salario. Y es que la sal, además de hacer sabrosos los alimentos más insípidos, también era imprescindible para conservarlos y hasta se utilizaba como antiséptico, lo cual era muy importante para un soldado.

En la actualidad, se comprende la importancia de la sal cuando se sabe que el 60 % del cuerpo humano está formado por agua y que esa cantidad debe permanecer constante y con el pH -grado de acidez adecuado, lo que se consiguen con el sodio y el cloro. Gracias al agua, que forma parte de tejidos y líquidos corporales, la temperatura se mantiene en torno a los 37 grados, se transportan los nutrientes, se pueden disolver las sustancias para ser asimiladas o expulsadas y, en definitiva, gracias a ella todos los órganos funcionan.

Remedios

-Agregar 1 galón de agua caliente en un recipiente resistente al calor lo suficientemente grande como para dar cabida aambos pies. Añadir 4-5 gotas de aceite esencial de lavanda y 2 cucharaas de sal marina. Remover el agua y luego sumergir los pies por 15 minutos. Pasado ese tiempo, secar los pies.

-Disolver en 1/2 taza de agua 2 cucharadas de sal. Luego, hervir por 5 minutos y esperar que se refresque. Luego, lavar la lesión con esta preparación tibia.

-Poner sobre un paño de algodón 3 cucharadas de sal. Luego doblar los bordes y empaparlo con agua tibia. Aplicar sobre el área afectada, a moda de compresas, varias veces al día (después de 8 horas de haber recibido el golpe).

-Disolver en el agua del baño 1/2 libras de sal marina y sumergirse en la tina por 15 minutos.

-Mezclar 1 pizca de sal marina, 3 gotas de esencia de lavanda, 2 cucharadas de agua, y 3 gotas de aceite de oliva y poner al fuego. Tan pronto rompa a hervir, retirar y deja reposar hasta que esté fresco. Posteriormente, aplicar 2 ó 3 gotas de esta solución en las fosas nasales, dos o tres veces al día.

-Disolver 2 cucharadas de vinagre de manzana y 1 cucharadita de sa en un vaso de agua tibia. Enjuagar con esta solución la boca

-Colocar una pizca de sal bajo la lengua si se sufre de hipotensiòn por primera vez.

-Mezclar 2 cucharaditas de sal en 1/2 litro de agua tibia. Mantener los pies por 10 minutos. Secar especialmente entre los dedos de los pies.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *